martes, 15 de abril de 2014

Aki pa to.

Antes de que nos vayamos y dejemos esta vida, deberíamos echar la mirada hacia atrás para recordar que hubo un día ataviado por historias gloriosas, versos dulces y fotografías que difuminan el mito de la realidad. Pido que pongamos nuestros ojos sobre una cita concreta. Hablo de una de esas frases que no dejan indiferente a ningún adolescente; a menudo tallada en perfecta Comic sans. Hablo de lo que debió ser 2008: hablo del «Aki pa to». 


«Aki pa to». 
«Aki pa'tó».
«Aquí pa'tó». 
«Aquí para todo». 


Esto, que probablemente surgió en el fotolog con la colaboración de Messenger, perdura en Twitter, con tildes en los «ti», canciones de Pablo Alborán, y con fotos con el brillo un pelín subidito. El deseo de reconocer y ser reconocido, de poder plasmar una simpleza de modo que parezca complicado (un «rococó» de la amistad, del tonteo). Antes, la tontería, el pavo, la pava, el «pos pijo con la chita» o como queráis llamarlo caía en el olvido con mayor facilidad.

Internet no deja de ser una realidad paralela, un territorio donde todo vale y muchas personas aprovechan para decir lo que piensan, por muy ruin que sea, sin temor a lo que digan los demás (o no tanto). No obstante, también sirve como refuerzo para la hipocresía, como resulta obvio, y es que esto se ha venido reforzando red social tras red social. Antes, las opciones eran menores y lo «lumpenesco» estaba más en alza, mientras que ahora todo el mundo disfruta de una condición de «pseudoposmodernismo» y de un considerable ensalzamiento de la imagen propia, ya sea física o psicológica. 

De hecho, si observáis los perfiles de distintos tipos de personas que pueblan Twitter, veréis que no es raro que haya gente nacida en este milenio haciendo uso de él, y si comparáis la corriente principal de uso; esto es, amistad al poder, poesía barata como la de Paulo Coelho, adjetivos opuestos al valor que se les quiere dar como «feo» en lugar de «guapo», etcétera, con el uso que se le daba al Fotolog, Metroflog, Tuenti y demás allá por 2008 veréis más de una similitud a pesar de la pequeña distancia generacional, pero es una diferencia la que me ha llamado más la atención: el uso de la palabra que hacen.

Estos son algunos ejemplos típicos que he encontrado en entradas de Metroflog, aunque seguramente esteis familiarizados con el tema:

«primerrrrr jeje weno tio k me caes de puta madre no cambien nunca y no te desapuntes del karate nunca ehhh! aunke
me allan salio mas lefazos».

«yak my novio ste no actualiza nunka.........
weno xos pasarse y firmarle jejejeje
weno kary k tqm».

«Caariiniioo noo es deemaasiiadoo laargaa peeroo te juurooqee tee aree otraa en meejoorees condiiciionees quee oiieestooii maaliicaa :(».

«tequiero tantoo gordica miia =)
vuelve pronto de fraancia!!».

«simplemente, gracias por este viaje.
.que os he cogido muchísimo cariño a todos y qe nunca olvidare estos días a vuestro lado :)
osquiero.».


Creo que reflejan dos tendencias de escribir en ordenador muy comunes entre 2007 y 2012. Una donde suelen aparecer muchas kas, las repeticiones de consonantes como la erre o las haches, confusión a la hora de escribir palabras que tienen letras homófonas como la be y la uve, tendencia a escribir de igual forma que se habla, reflejando así algunos giros propios de unas variedades u otras de la lengua, etcétera. Y otra donde se alargan las vocales para adornar el escrito, predomina la cu en lugar de «que» y a menudo en mayúscula, existe un considerable uso de emoticonos, etcétera. No obstante, en esta última no se aprecian muchas infracciones de la norma en sí más allá de algunos cambios como el que se ve en el ejemplo de «nio» en vez de «ño». Es bastante probable que la segunda tendencia sea usada por personas que, en general, saben escribir de acuerdo a la norma y simplemente disfrutan jugando con la lengua, a pesar de que en la primera tendencia sí que se podrán observar numerosas confusiones, o errores gramaticales y sintaxis síntoma de un acervo cultural bastante bajo o de una falta de madurez. Aun así, ambas comparten patrones como el uso de la equis en lugar de la preposición «por» o como sustituta de «ch».


Aquí ejemplos actuales sacados de Twitter escritos por personas de 18 años o menos:

«Fabricando sonrisas desde el 2001, jugador de Balonmano si te metes con mis amigos te metes conmigo».

«Cualquiera en su sano juicio se habríavuelto loco por tí. 'Ni yo soy Venecia ni tu eres París'».

«Chico del 96. Vida. Amistad. Libertad. Familia. Amor. Las sonrisas más grandes de mi vida han sido tu culpa. ∞».

«dando guerra desde el 26/04/1999 futbol como manera de vida y sin el futbol no seria persona :) mis idolos marko reus y cristiano ronaldo :))».

La extensión es más corta que la de casi cualquier texto sacado de Fotolog, Tuenti y demás por el tema de la limitación de 140 caracteres. En cualquier caso, estaréis de acuerdo conmigo en que no hay apenas faltas de ortografía y es algo que llama la atención, ya que la limitación de caracteres de Twitter propicia la economía del lenguaje en mayor medida de la que lo hace Metroflog. Además, se ve cómo (aunque parezca obvio), se tiene mucha más consciencia de la gente ajena al entorno en el que se vive (amistades, familia y demás), algo que afecta al uso de ciertas expresiones, giros del lenguaje o incluso palabras de moda que, sin acceso a Twitter, obviarían totalmente.

También merece la pena mencionar que muchos antiguos usuarios de la «generación Tuenti» pululan por Twitter adaptados a la manera de expresarse de estos últimos ejemplos. Quizá podemos hablar entonces de una evolución del comportamiento de cara a internet en base a la red o redes sociales imperantes en el momento y, en el caso de Twitter, asociada en todo momento con una corriente mainstream que delimita hasta cierto punto los patrones de conducta, incluyendo los ortotipográficos. 

Eso sí, hay que tener en cuenta que Metroflog no contaba con un apartado cuya finalidad se asemejase con la biografía de Twitter, por lo que el contenido de los fragmentos que he cogido es algo diferente, si bien he omitido las arrobas de la gente que mencionaban en biografías, por lo que no dista tanto de Metroflog en ese sentido de exaltar la amistad y el amor aunque hablemos de sentimientos poco maduros.

Así, quiero pensar que hace no mucho este segundo plano al que las relaciones personales se trasladan en paralelo al real no tenía lugar. Quizá las cartas y los diarios eran lo más parecido, pero está claro que tenían finalidades muy concretas y de público reducido. ¿Fomenta el uso de las redes sociales a temprana edad la segmentación de la personalidad?  ¿Quitan importancia a los actos frente a las palabras? ¿Suben el ego de manera exacerbada? Yo no soy psicólogo, pero si habéis leído todo creo que sabréis por dónde tira mi opinión sobre este tema tan amplio, debatible y espinoso. 

Supongo que, después de todo, el cani y la choni han sido sustituidos por el niño swag y la coelhonena dentro y fuera de internet, aunque lo repipi sigue siendo de dominio exclusivo de internet, como las cartas o los troncos de los árboles lo fueron hace no mucho.

Hacía mucho que no escribía nada y me ha dado por soltar este tochaco aprovechando que estoy algo ocioso. A ver si os animáis a leerlo y a comentarme algo, aunque sea, como ya he dicho, un tema muy amplio que requiere de una reflexión más profunda quizá que la que yo he expuesto aquí. 

¡Nos leemos!

P.D.: Los ejemplos que he expuesto reflejan lo que yo entiendo como comportamiento común en internet, y es por tanto una opinión personal que me he formado en base a mi experiencia, por lo que es posible que haya distintas visiones al respecto. ¡No dudes en comentarme las tuyas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario