jueves, 17 de octubre de 2013

Japonismo: La fascinación por el arte japonés


El pasado día 16 de octubre asistí a la charla inaugural de la exposición titulada «la fascinación por el japonismo» que ya está abierta al público en CaixaForum Madrid (creo que ya ha pasado por el que hay en Barcelona, pero no estoy seguro). El acto fue presidido por Ricard Bru i Turull, Doctor en Historia del Arte (Universidad de Barcelona). Máster de Estudios Asiáticos. Postgrado de Lengua, Cultura y Negocios Japoneses (Senshû University, Tokio). Ha sido profesor del Departamento de Historia del Arte de la Universidad de Barcelona. Actualmente trabaja como historiador del arte para el Institut de Cultura de Barcelona. Además, es miembro de la Sociedad para el Estudio del Japonismo (Tokio), del Shunga Project liderado por el Museo Británico (Londres) y del Grupo de investigación GRACMON (Universidad de Barcelona).*



Yo no había oído hablar nunca de este señor, pero sin duda la charla fue amena, instructiva e interesante. En ella se trataron temas enormemente interesantes; entre ellos destaco la visión que los japoneses tenían de los occidentales (concretamente de los portugueses y españoles) en el momento en que entran en contacto, allá por el siglo XVI ya fuera mediante cartas, estampas, grabados, etc., y la enorme influencia que supuso el arte japonés para el occidental en una segunda etapa de contacto que empezó a cobrar fuerza en el siglo XIX. 

No obstante, lo impresionante de todo esto es la gran cantidad de piezas únicas y de gran trascendencia que se han reunido para la exposición. Podréis encontrar trabajos de artistas de renombre como son Picasso, Toulouse-Lautrec, Manet o incluso de Joan Miró, entre otros. Personalmente, creo que a todo el mundo le agradará ver en vivo «La gran ola de Kanagawa», de Katsuhika Hokusai; probablemente la estampa japonesa más famosa y conocida en el mundo entero. 



También hay una serie de cuadros de una calidad enorme y que cautivarán a cualquier visitante, donde me impresionaron mucho las obras de Fortuny, pintor que desconocía hasta entonces.

Es una pena que no consiguiera hacer más fotos (o estas de mejor calidad), pero ya sabéis cómo son para estas cosas en los museos, que ni sin flash, a veces. De todas formas, estoy convencido de que volveré allí para verlo todo con más tranquilidad, aunque no lo vaya a hacer gratis como pude hacerlo durante el evento.

Un saludo y hasta pronto.



* Información extraída de su blog, http://ricardb.wordpress.com/

1 comentario:

  1. He venido a spamear, la cultura es secundaria EL SPAM ES UNO DE LOS MOTORES DEL MUNDO.
    Siendo series, me gustaría poder visitar, prácticamente soy un analfabeto en cuanto a bellas artes

    ResponderEliminar